El Círculo de Silencio hace suyas las palabras del Papa: “No están solos. No pierdan la esperanza”

El martes 19 de Abril, tuvo lugar, como cada tercer martes de cada mes, el Círculo de Silencio en la Plaza de la Constitución de Jaén.

En esta ocasión, se representó  con  un pequeño teatro, la ignominia a la que asistimos con el reciente convenio realizado entre la unión Europea(UE) y Turquía.

La desesperación por frenar el flujo migratorio ha llevado a los Veintiocho a forjar un polémico acuerdo con Ankara para devolver al país vecino a todo inmigrante que llegue ilegalmente a las costas griegas, incluso a los sirios. A cambio, la UE se compromete a traer desde Turquía a un número de refugiados equivalente al de expulsiones. El trato, que el pasado día 8 de Abril cerraron en Bruselas los jefes de Estado y de Gobierno, incluye otras tres condiciones para Europa: aumentar los 3.000 millones destinados a Turquía para atender a los refugiados, eximir a los ciudadanos turcos de la necesidad de visado para viajar a la UE ya en junio y avanzar en el proceso de adhesión al club comunitario.

La UE dio así  finalmente luz verde a una propuesta que hasta ahora nadie se había atrevido a defender en público por su crudeza: Se realiza la expulsión de Refugiados en la frontera sin ni tan siquiera tramitar la obligada solicitud a la que tienen derecho por la normativa europea y a cambio de la devolución a Turquía, se le ofrecen prebendas a dicho país…es la vergüenza sin paliativos para los que de uno u otro modo nos sentimos ciudadanos de esta U. Europea.  Dinero a cambio de expulsar a  hombres, mujeres y niños, familias enteras en campos de refugiados, antes denominados campos de concentración, hacia un país, donde los Derechos Humanos, no hay seguridad  en su cumplimiento.

En esta convocatoria, de denuncia, participaron más de 100 personas que componen el Círculo de Silencio (Secretariado Migraciones, Proyecto Rajab, Cáritas, InteRed, HOAC) y la Plataforma ciudadana “Red Jaén Ciudad Abierta”, que aglutina a más de 20 organizaciones sociales, asociaciones de Jaén y provincia en defensa de los derechos de los refugiados e inmigrantes.

También nos acompañaron un grupo de seminaristas que  así hacían suyo el gesto de solidaridad con los más débiles de la sociedad y que tanto bien les puede suponer  en su posterior Ministerio sacerdotal. Transitar periferias…a las que nos anima nuestro Papa.

En la concentración, se nos presentó un diálogo entre representantes como A Merckel,  D Cameron, F Hollande, ó M Rajoy, con la policía europea, diversas ONGs y como refugiados…una madre y su hijo.

Sólo ante la cercanía de las situaciones nos hicimos conscientes de la vergüenza a la que estamos asistiendo en nuestra actual Europa, sin que haya apenas gritos de indignación de la ciudadanía frente a semejante atropello y vulneración de Derechos Humanos.

Nuestro actual Hermano Papa Francisco, el pasado día 16 de Abril realizaba un viaje que representaba todo un símbolo para los cristianos y el mundo entero: Acudir a un campo de Refugiados en Lesbos. Su imagen hablando con ellos, abrazado, tocando…sintiendo  el  dolor e impotencia  de estos hermanos musulmanes y cristianos, ha sido un aldabonazo para las conciencias de nuestra sociedad.

“Hemos visitado uno de los campos de refugiados. Provenían de Irak, de Afganistán, de Siria, de África… de muchos países. Hemos saludado a alrededor de 300 refugiados, uno a uno ¡Cuántos de ellos eran niños! Algunos de esos niños han vivido la muerte de sus padres y compañeros, algunos ahogados en el mar. ¡He visto tanto dolor!”. Lamentó el Papa ante los fieles que  acudieron  a la Plaza de San Pedro para el rezo del Regina Coeli el domingo posterior.

En el vuelo de regreso a Roma, después de visitar el campo de refugiados, y casi a punto de sollozar, el Papa comentó a los periodistas: «Esto ha sido demasiado fuerte para mí. Después de lo que hemos visto en el campo de refugiados, es para echarse a llorar».

Francisco traía consigo uno de los dibujos infantiles que le habían regalado los pequeños, prisioneros de hecho, a raíz del acuerdo UE-Turquía: «¿Qué quieren los niños? ¡Quieren paz! Este es un dibujo en que se ve a un niño que se ahoga. Esto es lo que llevan en el corazón. Hoy, verdaderamente, es un día de llorar… Han dibujado incluso un sol que llora… Sí, incluso el sol llora, también a nosotros una lágrima nos hará bien».

“Es una gota de agua en el mar, pero después de esta gota, el mar no volverá a ser jamás el mismo”, dijo Francisco a los periodistas que le acompañaban en el avión de regreso a Roma con tres familias de refugiados musulmanes.

Como ya hizo en el 2013, justo después de ser elegido Papa, cuando condenó la situación de los inmigrantes en la visita que hizo a la isla Lampedusa, Jorge Bergolio, ha vuelto a describir la situación y la actitud de los países ricos respecto a la tragedia que afecta a las personas que huyen desesperadamente de la guerra y así habló de “globalización de la indiferencia”.

Con actos como el del pasado martes 19 de Abril, la ciudadanía de Jaén, los cristianos, musulmanes y personas de buena voluntad de nuestra ciudad que allí se concentraron, dijeron una vez más NO a esa Indiferencia y silencio ante tanto atropello a nuestros hermanos migrantes.

Nos sumamos a las palabras del Papa ante los Refugiados en su reciente visita:

“No están solos, No pierdan la esperanza”

Desde estas páginas invitamos a quienes quieran participar de esta convocatoria mensual: Concentración Círculo de Silencio: Cada 3º martes de cada mes a las 20h en la Plaza de la Constitución de Jaén.

Allí os esperamos, porque el Evangelio se hace Vida en los gestos de solidaridad y ternura, transidos de Oración, junto a los más débiles de esta Sociedad

J. Cózar Olmo. Secretariado Migraciones Jaén

Galería fotográfica “Círculo de Silencio. Abril 2016”

Compartir: