El Círculo de Silencio de Linares denuncia las injusticias contra los refugiados e inmigrantes

Un día más, un mes más,  el de abril, volvimos  a la  Plaza del Ayuntamiento, al corazón de nuestra ciudad,  a formar este CÍRCULO DE SILENCIO. Y encendimos velas,  no  por nosotros sino por los que  se quedaron en el camino, por los que  esperan una luz de humanidad y justicia.

Y nuestro silencio denunció tres injusticias que  se siguen  dando contra refugiados e inmigrantes: la firma del vergonzoso acuerdo  entre la Unión Europea y Turquía, hacer un año,  que  vulnera  los derechos de asilo; las terribles consecuencia de la firma  entre Libia e Italia,  con relación a inmigrantes y refugiados,  y la injusta situación de los menores extranjeros en la ciudad de Melilla.

La asistencia fue de unas 70 personas, más un pequeño grupo de ciudadanos,   que  se quedaban  al pasar y preguntaban.

Aquí  sigue nuestra presencia silenciosa que  acusa. Seguimos con el silencio y la canción de Fito Páez, que  es para este círculo casi un himno,  y que  suena de fondo con su letra: “Quién dijo que  todo está perdido/ yo vengo a ofrecer mi corazón… Y nos animamos a seguir viniendo…una vez más y muchas…”

Antonio Castro
Círculo de Silencio de Linares

Compartir: