El Centro de Orientación Familiar celebra su fin de curso

Un año más, los miembros del Centro de Orientación Familiar (C.O.F.) de la Diócesis de Jaén celebraron en su sede, situada en la calle San Clemente, nº 2, la reunión de revisión y balance con motivo del cierre de curso 2018-2019. Aunque el centro continua activo en el periodo estival, y su teléfono 953235223 continua operativo, la clausura es un momento propicio para evaluar el primer semestre del año. A dicha jornada asistieron componentes de todas sus secciones.

La Orientación Familiar es la actividad principal del centro y en consecuencia, la actividad que recibe más atención y dedicación por parte de todos los miembros del COF -Jaén. Durante este curso, que ahora termina, el número de casos atendidos han sido 46. Algunos de ellos, aún en “activo”, se siguen atendiendo sin interrupción.

Durante el curso han sido varias las reuniones del Equipo Técnico compuesto por el Consiliario, el Director, el Subdirector, la Secretaria, todos los Orientadores Familiares y los especialistas, en las que se han ido analizando los casos atendidos y poniendo en común las líneas de actuación más adecuadas en cada circunstancia.

Otra de las secciones es la encargada de ofrecer los Talleres de Educación Afectivo Sexual para Jóvenes y Adolescentes. Destacar que los talleres se van actualizando cada curso; dinámicas, materiales, testimonios actuales… de modo que nos aseguremos el llegar al adolescente desde su realidad concreta. En cuanto a su duración, se trata de una jornada escolar completa la que está ocupando el taller, por lo que las actividades que se realizan son variadas, atractivas para los jóvenes y al mismo tiempo de “calado” pues suscitan el debate, la interacción entre ellos y con los especialistas y dan la posibilidad de solventar dudas y clarificar conceptos durante el curso. En este curso se han incorporados dos monitoras al equipo que imparte los talleres y se ha llegado a impartir 93 talleres con una participación de 2.188 jóvenes.

El Proyecto Raquel, cuya finalidad es ofrecer a las personas implicadas en un aborto procurado una atención individualizada a través de una red diocesana de sacerdotes, consejeros y psicólogos. Ofrece su acompañamiento, desde el C.O.F., a toda aquella persona que ha pasado por el aborto y necesita reconciliarse con el momento que está viviendo, en la actualidad se están acompañando a dos personas. Varias han sido las celebraciones y actuaciones de difusión. Especialmente, destacar en este curso la consolidación de unas charlas destinada a jóvenes para el conocimiento del Síndrome post Aborto. Charlas que se vienen desarrollando gracias a la coordinación y colaboración con la Delegación Episcopal de Enseñanza y con el inestimable apoyo de los profesores de Religión de secundaria.

Junto a la Delegación Episcopal de Pastoral Penitenciaria el Centro de Orientación Familiar continua con la colaboración para desarrollar talleres sobre familia en el interior de la Prisión Provincial, talleres que se organizan por grupos con sesiones semanales

En este día de clausura nos acompañaron los Delegados de Familia de nuestra Diócesis, y tras la cual pudimos disfrutar de un momento de celebración después de un intenso curso

 

Montserrat Mozas
Secretaria del C.O.F.

Compartir: