Ejercicios Espirituales de los Equipos de Nuestra Señora de Jaén

Equipos de Nuestra Señora de Jaén

   Al iniciar la Cuaresma que es camino hacia la resurrección, comenzamos una peregrinación  de cuarenta días en los que el pan y la palabra han de ser alimentos básicos del peregrino para llegar a la meta que es la Pascua.
   Los ENS proponen a los matrimonios un retiro espiritual, unos días de ejercicios espirituales especialmente para renovarnos. Se nos anima a retirarnos de la vida cotidiana y del trabajo para escuchar a Dios y discernir su plan sobre nosotros y así volver de nuevo al mundo para mejorarlo. De esta manera se organizaron los pasados 7 y 8 de marzo unos ejercicios espirituales en el Seminario Diocesano de Jaén dirigidos por don José L. Sicre Díaz, S J, consiliario de Granada, doctor en Sagrada Escritura por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, profesor de la Facultad de Teología de Granada, autor de numerosos artículos y de diversas obras relacionadas con los estudios bíblicos.

José Luis Sicre

   El tema fue “El Sermón del monte” siguiendo el evangelio de san Mateo. Fueron cinco las charlas ofrecidas sobre este encuentro de Jesús con su pueblo. La primera fue la introducción “Las bienaventuranzas” de las que señaló el padre Sicre, que son cinco puertas para entrar en el  Reino de Dios, las otras cuatro intervenciones las dedicó al cuerpo central, cuatro conferencias sobre la actitud cristiana (Mt 5,21- 7,12) ante la ley, las obras de piedad, el dinero y la Providencia y el prójimo. De sus profundas y enriquecedoras enseñanzas se pueden destacar como Cristo suprimió el legalismo por el amor al prójimo, concediendo más importancia a la misericordia que al cumplimiento del precepto; sobre la limosna, la oración y el ayuno (obras de piedad) aludió a textos del Antiguo Testamento recordando del Eclesiástico “Hijo mío no niegues limosna al pobre…”,  del profeta Isaías “El ayuno que yo quiero es partir el pan con el hambriento..” y como la oración que Jesús concibe es universal, profunda, íntima, comunitaria, en disposición de perdón, etc. Refiriéndose al dinero y a la Providencia,  sus palabras magistrales,  nos exhortaron  a poner el corazón en Dios y a ser generosos, pues es lo que da validez a la persona y  nos explicó el sentido cristiano de la Providencia ; finalmente sobre la actitud cristiano ante el prójimo comentó unos versículos de Mt 7 “Sed sencillos como palomas y prudentes como serpientes” concluyendo sus palabras recordándonos la regla de oro: “Tratad a los demás como queréis que os traten a vosotros. En eso consiste la ley y los profetas” Mt 7,12. Cada una de las charlas iba complementada por unas cuestiones para la reflexión, unas pautas par la oración y unas sugerencias para la puesta en común de la pareja.
   Igualmente hubo un tiempo especial dedicado al sacramento de la Penitencia y terminaron estas jornadas con la comida fraterna precedida de la celebración de la eucaristía propia del segundo domingo de Cuaresma en el que los textos sagrados nos llaman a la confianza porque en nuestro caminar Dios está con nosotros.
   Agradecidos a Dios por estos días de oración, de reflexión y convivencia, pedimos al Señor que nos  ayuden para celebrar mejor la Pascua acogiendo las palabras de Benedicto XVI en su mensaje cuaresmal sobre el ayuno: “que en cada familia y comunidad cristiana se valore la Cuaresma para alejar todo lo que distrae el espíritu y para intensificar lo que alimenta el alma y la abre al amor de Dios y del prójimo”.
   Mª Félix y Pedro Criado. Hogar ENS.

Compartir: