Dos religiosas de clausura ofrecen su testimonio de vida en el Adoremus de febrero

Como cada último viernes de mes, los jóvenes se reencuentran en el convento de la Bernardas para el Adoremus, en esta ocasión con un testimonio muy especial: dos de las monjas de clausura, las dos más jóvenes de esta comunidad, prepararon, con mucho cariño para llegar al corazón de los jóvenes su testimonio de vida. Nos presentaron, a través de imágenes, como era su día a día en el convento, unos momentos muy simpáticos llenos de vida y oración. Después Sor Delicia y Sor Asunción  nos dieron su testimonio vocacional, ya que hace poco celebramos la jornada de la Vida Consagrada. Una de nuestra tierra, de Mengibar y otra de Perú, cada una un testimonio distinto lleno de experiencias y dificultades hasta conseguir ver a lo que el Señor las estaba llamando,  pero las dos con la misma entrega y el mismo amor por el Señor.

Tras el testimonio comenzamos con la Eucaristía presidida D. Francisco Carrasco, y después con la Adoración al Santísimo, un momento único de oración donde los jóvenes aprovecharon para confesar y prepararse para la Cuaresma. Para finalizar, compartimos como siempre los sándwiches que nos preparan con tanto cariño las religiosas. Recordamos que el Adoremus del mes de Marzo será el día 24 en la Catedral para unirnos a las 24 horas con el Señor.

Grupo de jóvenes de Adoremus

Galería Fotográfica: “Adoremus. Febrero 2017”

 

Compartir: