Dos jiennenses se ordenan este domingo en el Santuario oscense de Torreciudad

El obispo de Cuenca, monseñor José María Yanguas Sanz, ordenará sacerdotes a tres miembros del Opus Dei, el próximo domingo 2 de septiembre, en el santuario de Torreciudad (Huesca). Dos de ellos, Javier Pérez León (Jimena, 1963) y Gabriel Robledilo Amezcua (Jódar, 1961) han nacido en Jaén. El tercero, Emanuel de Jesús Estrada Canizales, es mexicano. La ceremonia comenzará a las 10:00 h. de la mañana.

Los dos emigraron jóvenes, con su familia, Javier a Madrid y Gabriel a Cataluña y se abrieron paso en la vida compatibilizando el trabajo y el estudio. Al hecho de ser paisanos hay que sumar que ambos reconocen su deuda con don Manuel Agudo, un sacerdote de la diócesis de Jaén que estuvo de párroco en los dos pueblos.

Aficionado a la montaña, Gabriel Robledillo estudió primaria en su pueblo. A los 14 años emigró a Cataluña con sus padres. Al poco tiempo de vivir en Bellvei del Penedés, un pueblo de 800 habitantes, comenzó a trabajar en un matadero de aves, desde los 14 hasta los 30 años. A los 18 años conoció la Obra. A partir de entonces, compaginó el estudio y el trabajo. Trabajaba de 6 a 14:00 horas y estudiaba Secundaria y Bachillerato de 18 a 22:00 horas en el Instituto de El Vendrell. Cuando acabó el Bachillerato estudió Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona, campus de Tarragona, compaginándolo con el trabajo.

Desde los 15 a los 30 años colaboraba los fines de semana con Calafell Radio.

A los 30 años, cuando acabó Filología y su padre se jubiló, volvieron a Jódar. Trabajó durante 25 años en un colegio de Jaén, como profesor de Lengua y Literatura Española y de Francés.

En 2002 se trasladó a Pamplona para acabar los estudios sacerdotales, con la intención de ordenarse, pero tuvo que volver a Jódar para cuidar de sus padres.

En 2017, fallecidos sus padres, completó sus estudios eclesiásticos. Es Doctor en Teología por la Universidad de Navarra con la tesis: La cruz en Calderón de la Barca (2005). Gran aficionado a los medios de comunicación, ha escrito infinidad de cartas a los periódicos, especialmente jienenses, y ha colaborado durante dos años en Radio Jaén, con un comentario semanal. Fue pregonero de la Semana Santa de su pueblo.

 Javier Pérez estudió Artes Gráficas Grado Multimedia ya en Vallecas, Madrid, en Tajamar. Aficionado al pádel, la música clásica, la fotografía y el senderismo, ha trabajado en pre impresión en los diarios Marca y Expansión y en diseño gráfico editorial en Ediciones Palabra (Mundo Cristiano y colecciones), entre otros trabajos. Curiosamente, dedicó unos años a la atención de peregrinos en el Santuario de Torreciudad, en el que ahora va a ser ordenado sacerdote, tras doctorarse en Teología Moral y Espiritual en Facultad de Teología de la Universidad de Navarra.

Para sus padres va a ser un momento de mucha emoción ya que siendo novios comenzaron a pedir a Dios que llamara a un hijo al sacerdocio (o a los que Él quisiera). Después de más de sesenta años Dios les ha tomado la palabra. Su familia, los amigos, compañeros de trabajo, vecinos, etc., ven con buenos ojos y una pizca de ilusión su ordenación.

Su ilusión en esta nueva andadura es no ser estorbo a la acción de Dios. Ser sacerdote a la medida del Corazón de Cristo, como pedía san Josemaría, y tener los brazos abiertos para recibir a todas las almas con misericordia, como hace Jesús.

 

Compartir: