Don Amadeo visita las obras de la Parroquia de San Andrés de Villanueva del Arzobispo

El Obispo de la Diócesis, Don Amadeo Rodríguez Magro visitó, el pasado 3 de julio, la Parroquia de San Andrés de Villanueva del Arzobispo. Allí conoció de mano de su párroco, D. Bartolomé López, en qué punto se encuentran las obras de recimentación del templo parroquial.

Don Amadeo mostró mucho interés por conocer cuáles son los problemas arquitectónicos que sufre el templo, el proceso de arreglo y rehabilitación a la que está siendo sometida, así como los plazos para su finalización. Del mismo modo, se interesó por conocer si los servicios religiosos  y pastorales se están llevando a cabo de una manera normalizada tras ser cerrado el templo al culto con motivo de las obras. En este sentido, se mostró muy cercano con el párroco, al que le dio muchos ánimos para seguir con su labor. Por su parte, D. Bartolomé López explicó a Sr. Obispo todos los pormenores de la obra, y la ubicación provisional en la Iglesia de la Veracruz de Villanueva del Arzobispo desde donde se llevan a cabo los Sacramentos y la labor pastoral de la parroquia con toda normalidad.

La Parroquia de San Andrés, levantada en el siglo XVI y considerada como Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España, fue cerrada al culto el pasado año para ser sometida a una importante intervención en su cimentación, que está llevando a cabo la empresa especializada en este tipo de edificios históricos y religiosos, HAUS 9b ARQUITECTURA. La intervención  a la que está siendo sometido el templo parroquial de San Andrés, se centra en recalzar parte de su cimentación (que ha sufrido un hundimiento). Esta afección ha provocado el “despertar” de otras patologías existentes en el templo, en especial la fractura y deformación de uno de los arcos torales que soportan la cúpula del crucero. Durante todo el proceso de rehabilitación el movimiento del edificio está siendo monitorizado con sensores que ofrecen datos vía remoto en tiempo real.

Las obras concluirán a mediados del próximo mes de agosto, pero la Parroquia no podrá abrir sus puertas al menos durante un año, debido a que los técnicos tendrán que asegurar que la recimentación y todo el proceso de rehabilitación han surtido efecto y es seguro tanto para el edificio como para la seguridad de la feligresía.

Ahora es en la Iglesia de la Veracruz del Villanueva del Arzobispo donde se está llevando a cabo la labor pastoral que hasta ahora se realizaba en San Andrés, y así seguirá haciéndose hasta que de nuevo pueda abrirse el emblemático templo.

Compartir: