D. Francisco Javier Cova oficia una Santa Misa de acción de gracias en la Parroquia de San Andrés de Baeza

Noche de emoción y júbilo en el corazón de los feligreses de la Parroquia de Santa María del Alcázar y San Andrés Apóstol durante la Santa Misa de acción de gracias, que D. Francisco Javier Cova Martínez ofició con motivo de su reciente ordenación sacerdotal.

Durante estos meses, el recién ordenado, desarrolló su ministerio diaconal en dicha Parroquia baezana, celebrando así, en sus primeros días como sacerdote, el Sacrificio de la Santa Misa ante Santa María del Alcázar, Excelsa Patrona de Baeza, la comunidad parroquial y decenas de baezanos, que quisieron acompañar a D. Francisco Javier.

Calurosa fue la acogida que los baezanos hicieron al sacerdote en esta Eucaristía de acción de gracias, rezando junto a Él y compartiendo la celebración de la Santa Misa, en una Parroquia que sentía entre sus centenarios muros que estaba siendo participe de una celebración histórica, pues la comunidad y los baezanos, arroparon al celebrante como si se tratara de un baezano más.

Así, en este ambiente de fiesta, se celebró de manera solemne esta Santa Misa, concelebrando junto al joven sacerdote el Párroco de San Andrés, D. Domingo Antonio Pérez Fernández, los párrocos de la ciudad y sacerdotes hijos de Baeza y su arciprestazgo.

Cova Martínez quiso celebrar esta Eucaristía con la casulla que esta comunidad parroquial le regaló con motivo de su ordenación sacerdotal. Durante la homilía, el celebrante invitó a los presentes a mirar y aliviarse en Cristo.

Tras la comunión, realizó una acción de gracias a Dios mostrándose emocionado por todo lo vivido durante estos meses entre los baezanos, agradeciendo así al párroco, a todos los grupos con los que pudo trabajar y compartir momentos de fe durante este diaconado y en definitiva, a toda la ciudad.

Tras impartir la bendición, se cantó la salve a la Madre de todos los baezanos y la comunidad parroquial hizo entrega de un recuerdo al neopresbítero.

Los baezanos, al culminar la celebración, trasladaron a D. Francisco Javier su felicitación por su reciente ordenación sacerdotal y su agradecimiento por estos meses vividos, pues pese a las circunstancias sanitarias del momento, este joven natural de Arjona, supo hacerse del cariño de los feligreses, teniendo ya un hueco en el corazón de los mismos.

José García Checa
Baeza

Compartir: