Cuatro matrimonios de la diócesis comienzan el Máster de Pastoral Familiar

     El Máster de Pastoral Familiar es una especialidad universitaria propuesta por el Pontificio Instituto Juan Pablo II, dirigida a personas interesadas en profundizar en la verdad y complejidad que la realizad matrimonial comprende. Una formación dirigida a que los participantes puedan comprender el sentido de la vocación al matrimonio, capacitándose así, para colaborar en el trabajo por la familia en las distintas diócesis, parroquias asociaciones o movimientos apostólicos de matrimonio y familia.

     Tras la insistencia de nuestro Delegado de Familia, y tras no pocas reticencias y miedos, hemos sido cuatro los matrimonios que hemos iniciado esta aventura. En éste, nuestro primer fin de semana de estudio nos ha sorprendido, gratamente, cómo es posible hacer compatible la actividad académica con la vida familiar, el descanso, la vida espiritual y la convivencia. 
     De los 80 participantes, éramos 35 matrimonios, 2 consagradas y 7 sacerdotes, acompañados de 45 niños, siempre bien cuidados por 10 animadores, que no sólo se encargaban de organizarles juegos y actividades, si no que eran los primeros en iniciar la oración de la mañana, especialmente orientada a ellos, les impartían catequesis, y preparaban representaciones, bailes y canciones que luego compartían en la sobremesa con los padres.
     Las comidas y los tiempos de descanso se han convertido para nosotros en un intenso compartir, tanto con los seglares como con los sacerdotes, que trabajan en la Pastoral de la Familia y Vida. Los proyectos de acompañamiento de novios, el Proyecto Raquel, que ofrece una atención individualizada a las mujeres después de un aborto, los Proyectos de Educación Afectivo Sexual para adolescentes, el acompañamiento a separados…, son algunos de los campos sobre los que más se debatieron y comentaron.
      «El designio de Dios sobre la familia: el sacramento del matrimonio» ha sido el tema tratado. D. Antonio Prieto, rector del Seminario de Córdoba, nos ha ayudado a comprender la gran riqueza de este Sacramento, reflexionando sobre la importancia del matrimonio en el plan de Dios y en el orden de la creación, profundizando en los efectos del mismo y la gracia propia del Sacramento.
     Un buen comienzo para una travesía larga e ilusionante, a la que ojalá pronto se unan otros matrimonios, y que en un futuro próximo pueda dar sus frutos para que los agentes de pastoral familiar estemos cada día más preparados y sepamos enfrentarnos a los constantes retos que cada día se nos presentan en éste ámbito, siendo capaces de acoger y acompañar a todas esas personas que en situaciones dolorosas se acercan a la Iglesia. 
     El Pontificio Instituto Juan Pablo II para estudios sobre el Matrimonio y la Familia tiene la misión de enseñar la Fe, mediante el conocimiento de la verdad del matrimonio y la familia, con el auxilio de las diversas ciencias humanas que trabajan en estos campos. 
El programa de formación del Máster  de Pastoral Familiar prevé tres años y está dividido en tres sesiones estivales de una semana y nueve sesiones trimestrales de fin de semana, a lo largo de las cuales se distribuyen los 36 créditos de las asignaturas pertenecientes a los distintos módulos; filosófico, teológico, moral, psicopedagógico y pastoral.
     La titulación que obtiene, quien haya realizado el curriculum completo de 36 créditos más la elaboración de la tesina, es la de Especialista Universitario en Pastoral Familiar, titulación otorgada por la Pontificia Universidad Lateranense (Roma), pudiendo optar, con la consecución de los otros 30 créditos restantes, al título de Máster en Ciencias del Matrimonio y la Familia.
     Para más información, consultar la web www.jp2madrid.org
 
 
Compartir: