Convivencia de la Pastoral Penitenciaria en Cortijos Nuevos

Partimos del Centro, en un día lluvioso y frío, tiempo que no mermo nuestras ilusiones de pasar un día juntos y felices, camino de Cortijos Nuevos; donde habíamos sido invitados por la Comunidad Parroquial.

En Torreperogil, tomamos fuerzas con un gran desayuno.

Durante el trayecto nuestras relaciones entre chicos, funcionario y voluntarios crecieron y se hicieron más cercanas.

Al llegar al pantano del Tranco,   con un paisaje impresionante, nos recibió D. Germán, párroco de Cortijos Nuevos y D. Hilario en representación de la Parroquia.

Tomamos dirección de Coto Ríos donde nos montamos en un precioso tren, que nos deleitó con un bonito paseo por el parque cinegético. Pudimos ver muchos animales, ciervos, corzos, gamos, muflones, cabras y aves, profundizando en su conocimiento gracias a las interesantes y técnicas explicaciones de un experto. Fue una gozada y más, cuando a la hora de pagar el tren, el responsable, en un bonito gesto, nos dijo que era invitación de la empresa. ¡Gracias!

El encuentro con La Comunidad Parroquial, ya en Cortijos Nuevos, fue afectuosa, presentaciones, saludos, abrazos, en un clima que parecía que nos conocíamos de tiempo.

¡Pero, bueno! que mesa nos tenían preparada: aperitivos, chacinas del lugar…y después una gran y suculenta paella, que degustamos entre conversaciones que nos acercaban, poniendo de relieve el Amor con el que éramos acogidos y con el que correspondíamos. Café y tartas hechas con cariño.

Tuvimos la Santa Misa presidida por D. Germán. Realmente Jesús se hizo presente, como en todas las Eucaristías, pero con un clima un poco especial, nos parecía que así serían las de aquellos primeros cristianos, donde no había diferencias, entre unos y otros.

Algunos chicos dieron sus experiencias y la emoción brotó en un clima de unidad. Al final de la Santa Misa, el párroco ofreció a los chicos una cruz y un rosario, con el deseo de rezar y vivir los unos por los otros. Sí la acogida fue calurosa, la despedida fraternal, todos teníamos un corazón más dilatado hacia la Humanidad.

Pastoral Penitenciaria

Galería fotográfica: “Convivencia de la Pastoral Penitenciaria en Cortijos Nuevos” 

Compartir: