Conmemoración del 75 aniversario de la Comunidad de religiosas de San José de Gerona en Arjonilla

El pasado fin de semana tuvieron lugar los actos de celebración del 75 Aniversario de la formación de la Comunidad de Religiosas de San José de Gerona de Arjonilla, el primer día, en el teatro Trovador hubo un acto muy especial con el nombre de “Vida y Misión en Arjonilla”.

“Aliviando el dolor, sembrando la paz” es la razón de ser de esta congregación, estas palabras, junto al logotipo del instituto religioso, sobresalían en el escenario. Sobre el mismo, la presentadora del acto, Pilar Cledera Varea quien, después de los correspondientes saludos a los asistentes, narró brevemente el motivo de la celebración.

Intervino seguidamente Alfonso Rueda Nevado para realizar una reseña histórica de estos 75 años, consistente en un breve resumen del trabajo realizado con motivo de esta efeméridecon el nombre de Crónica de los 75 años de misión de las religiosas de San José de Gerona en Arjonilla 1943-2018; plasmado en un documento de 66 páginas.

A continuación, siguió la proyección de una composición visual elaborada con fotografías y fragmentos de vídeo en el que se muestran algunos de los momentos vividos por las Religiosas de San José a lo largo de este tiempo.

La siguiente intervención estuvo a cargo de Aurelio Ortega Barrera al que correspondió realizar la reseña espiritual de estos 75 años de la Religiosas de San José en Arjonilla. que él dijo haber llamado 75 Años sembrando Tu Espíritu, Señor.

Tras cumplimentar a los presentes comenzó su exposición con una oración de Santa Teresa y algunas citas evangélicas, sobre las que compuso un poema dedicado a la vocación de las jóvenes que lo dejan todo para servir a los demás. Citóla conversiones de Pascal, Claudel y una científica atea, comprobándose un paralelismo de ellas con la de García Morente.

Nos contó su primer día de colegio, con dos años y medio y sus impresiones acerca de sus primeros años en el mismo, con precisión y un tono humorístico que produjo risas en el abarrotado teatro y se refirió a la pedagogía y métodos utilizados en el colegio que confluían singularmente en una formación del espíritu. Contó también algunas anécdotas sobre su vida escolar. Realizó una descripción de cada una de las monjas de aquellos años, así como también de las Religiosas que ha habido en Arjonilla en los últimos años.

Habló de la fundadora de las Religiosas de San José de Gerona, María Gay, y la influencia de ésta en cada una de sus hijas.

Y finalmente expresó su agradecimiento en su nombre y del pueblo de Arjonilla por todo lo que nos dieron y por lo que les queda por dar.

El acto finalizó con la intervención de la Rvda. Madre Superiora General de las Religiosas de San José, Mª del Carmen García Martínez, que para todos en Arjonilla se trata de nuestra querida Madre Carmen, aquella joven religiosa que llegó a Arjonilla el 1 de octubre de 1969 y estuvo 8 años en el Colegio “San José”.

Al día siguiente, con toda solemnidad, concluyó la celebración con una Eucaristía de Acción de Gracias, presidida por el Obispo diocesano, Don Amadeo Rodríguez Magro acompañado por varios sacerdotes, entre ellos los hijos de Arjonilla, D. Juan Ramón Gómez López y D. Carmelo Lara Mercado, el Párroco, Don Ángel Sigüenza,el Arcipreste D. Jesús Millán Cubero y D. Manuel Peña, sacerdote al que conocimos y tratamos en sus años de párroco de Arjona, persona muy querida en Arjonilla.

En su homilía, el Prelado jiennense destacó el modo en el que se llevó a cabo la fundación, así como la importante intervención de D. Luis Sotomayor, cura párroco en esos momentos y del alcalde, D. Antonio Alcántara para que esto se hiciera posible. Así mismo, expresó la importancia de la misión realizada por las religiosas durante ese largo tiempo, relacionándolas con las lecturas de la Misa. Agradeció en nombre de la Iglesia diocesana, que preside, la labor de las hermanas y las animó a seguir en la brecha.

Finalizada la Eucaristía se besaron las reliquias de las beatas mártires religiosas de San José de Gerona y con la presencia de Don Amadeo y del alcalde, Don Miguel Ángel Carmona, se descubrió una placa conmemorativa de estos actos, en la residencia de ancianos, donde las hermanas tuvieron su capilla y atendían a los necesitados.

Concluyó todo con un ágape, en el salón parroquial, ofrecido a todo el pueblo, por nuestras queridas y admiradas hermanas.

Aurelio Ortega Barrera
Arjonilla

Compartir: