Concluye la visita pastoral del Sr. Obispo al Arciprestazgo de Baeza

Escudo Episcopal IN NOMINE TUOEl día 16 del pasado mes de Octubre inició el Sr. Obispo la visita pastoral al arciprestazgo de Baeza. La tarde de ese día la dedicó en primer lugar a visitar el cementerio de Baeza. Se leyó el Evangelio, el Obispo pronunció una breve homilía cargada de sentimiento, de fe y de esperanza en la vida eterna. Después visitó las sepulturas donde se encuentran los cuerpos inhumados de los sacerdotes difuntos de Baeza. A continuación tuvo lugar la visita al Ayuntamiento, donde esperaban al Sr. Obispo el Alcalde y la Corporación Municipal. Compartió con ellos media hora de diálogo muy provechoso. El resto de la tarde hasta las diez de la noche, la ocupó en recibir a los grupos e instituciones interparroquiales: Cáritas, cofradías, pastoral familiar, consejos parroquiales y de asuntos económicos… El Sr. Obispo felicitó y agradeció el trabajo llevado a cabo por los diversos grupos parroquiales. Eso sí, felicitó y agradeció el trabajo llevado a cabo por los diversos grupos parroquiales. Eso sí pidió más formación, mas oración y más compromiso apostólico.

Lo más interesante, cariñoso e íntimo han sido los tres días completos dedicados a las tres parroquias, un día a cada una: a San Andrés, a San Pablo y a El Salvador. Tres días de trabajo agotador para el Obispo, desde las diez de la mañana a las diez de la noche. Sólo interrumpido por espacio de una hora para la comida y descanso.

A la gente le ha impresionado la cercanía y sencillez del Obispo. Ha visitado colegios de Infantil y Primaria, institutos de Secundaria y Profesional. Ha compartido trabajo con claustros de profesores y aulas de niños. Ha visitado enfermos en domicilios particulares, residencias de ancianos y ha entrado en las habitaciones de impedidos que no han podido acudir al salón. Ha charlado con todos y sin prisa, quedando todos, ancianos y empleados, contentos y muy animados.

En las tres parroquias ha presenciado, ha escuchado y ha dialogado con los distintos grupos y movimientos eclesiales: catequistas, adoradores nocturnos, marías de los sagrarios, jóvenes de confirmación, padres y niños de primera comunión y poscomunión, consejos pastorales y consejos económicos, coros parroquiales, etc. En cada uno de los grupos ha hablado un representante exponiendo el trabajo, funcionamiento de los grupos parroquiales y, sobre todo, el tiempo dedicado a la preparación y formación de los agentes de pastoral. Después de escucharlos y felicitarlos por su exquisita y constante labor los animó y alentó para seguir adelante sin desfallecer en esa labor evangélica de formación de educación y crecimiento en la fe.

Toda esta tarea densa del día termina con la Misa Estacional. Aquí es donde especialmente se palpa la alegría y agradecimiento de los fieles por la visita pastoral. Los templos abarrotados de fieles, con una participación admirable en la liturgia, con confesión y comunión de todos los asistentes. Un detalle del deseo de la gente de estar con el Obispo tuvo lugar el día 28; llovía a cántaros, eran las diez de la mañana; el Obispo y la gente entraba bajo los paraguas al templo parroquial. Se esperaba un grupito de fieles para la oración de la Hora Tercia; y cual fue la sorpresa que nos llevamos al ver el templo lleno de fieles y, precisamente en un acto que suele ser de poca concurrencia. La masiva asistencia de los fieles, las sencillas y profundas homilías del Obispo, sus muestras de cariño para todos, han dejado en Baeza una huella que no se borrará.

El Sr. Obispo agradeció tantos detalles por parte de los fieles de las tres parroquias. Se fue muy contento al constatar el trabajo de unas parroquias vivas, con ilusión y esperanza. Insistió mucho no bajar la guardia en el trabajo pastoral con todos y especialmente con los jóvenes. Todos los cristianos de Baeza han quedado contentísimos por estos cuatro días que les han sabido a poco.
En la Parroquia de San Pablo impartió el Sr. Obispo la Bendición Apostólica por ser el Año Jubilar de San Pablo. Ahora sigue el Sr. Obispo visitando las parroquias de los pueblos del Arciprestazgo de Baeza. Concluirá la visita pastoral el 11 de Diciembre de 2008.
Gracias, Sr. Obispo, que el Señor lo bendiga y colme de salud.

Miguel Navas Villén, Párroco de San Pablo de Baeza

Compartir: