Círculo de Silencio de mayo pone el foco en la deshumanización del trabajo en el hogar

En este tercer martes del mes de mayo volvimos a formar el Circulo de Silencio para recordar los derechos vulnerados de las personas migrantes. En esta ocasión la HOAC de Jaén nos visibilizó la precariedad laboral de tantas trabajadoras migrantes en nuestro país.
En este Círculo nos solidarizamos con quienes sufren la deshumanización del trabajo en el hogar donde tantas trabajadoras, la mayoría migrantes, sufren precariedad, que en ocasiones raya la situación de semiesclavitud, ya que no se respetan derechos fundamentales: contrato laboral, salario justo, afiliación a la seguridad social, desempleo, descanso, vacaciones,…
Si a ser mujeres y trabajadoras, se suma el ser inmigrantes, la indecente precariedad que sufren aumenta.
Los que formamos Círculo de Silencio queremos acoger esta situación, acompañar la vida de las trabajadoras migrantes del hogar, buscando cambiar la mentalidad en nuestros ambientes y la valoración social que se hace de este trabajo y de estas trabajadoras, comprometiéndonos a impulsar cambios necesarios en las leyes para que se reconozca su dignidad como personas y como trabajadoras, y mejoren así sus condiciones de vida y de trabajo.

«Sin nosotras no se mueve el mundo» es un lema que señala la aportación que hacen las trabajadoras del hogar y de cuidados inmigrantes.

Texto y fotos: Red Jaén ciudad abierta

Compartir: