Círculo de Silencio de Linares en diciembre

Linares, Plaza del Ayuntamiento, 7 de la tarde, unas 60 personas  vuelven, una vez más,  a ser Círculo. Su Silencio  es  como una página, en medio del ir y venir de la gente, donde van apareciendo los Derechos Humanos condensados en palabras: vida, justicia, solidaridad, acogida, igualdad, libertad.

Firmes en sus carteles, dignas en su silencio, parecen decir,  cada una de estas palabras, a las miradas de quienes pasan: “Vamos a seguir de pie, somos los derechos de vosotros, humanidad,  de vosotros que  un día, de hace 70 años,  jurasteis cumplirlos. Somos la garantía de todas las personas, en especial de las más indefensas. Venid a nuestro Círculo, necesitamos llegar más lejos».

Varias personas leen un comunicado, que denuncia  y recuerdan  la obligación de cumplir los Derechos Humanos. Su mensaje se resumía así: “Esta es la tarea a la que  estamos llamados: acoger, cuidarnos mutuamente, defender la justicia y el derecho, para que todos y todas puedan vivir con dignidad».

A las 7:30 de la tarde se dio por concluida la manifestación y se anunció que  se volvería el 9 de enero a la misma hora. Nada terminaba. El Círculo seguiría volviendo para defender a la humanidad más débil: los derechos no se conceden, se conquistan y se defienden.

Compartir: