Carta Pastoral: Misa de acción de gracias por la Beatificación de Juan Pablo II

Don Ramon      Muy queridos fieles diocesanos:
     El próximo día 22 de este mes de octubre, a las 20 horas, la Diócesis de Jaén celebrará una solemne Eucaristía de acción de gracias en la Catedral por la Beatificación de su Santidad Juan Pablo II, que tuvo lugar el pasado día 1 de mayo de este año.
     Debido a los preparativos, en aquellas fechas, de la reciente Jornada Mundial de la Juventud se acordó por el Consejo Episcopal posponer esta celebración a la fecha en que la Iglesia hará en adelante memoria del nuevo Beato, que se ha hecho coincidir con el comienzo de su Pontificado, 22 de octubre de 1978.
     El beato Juan Pablo II entregó su vida por la Iglesia y por el mundo, como bien sabemos los católicos y muchos hombres y mujeres de buena voluntad. No se equivocaba aquella muchedumbre de fieles de todas las razas y colores que comenzó a gritar en el momento en que se celebraban sus funerales en la Plaza de San Pedro: “Santo súbito, Santo ya”.
     Queremos ese día dar gracias a Dios por las maravillas obradas a través de este cristiano, sacerdote, Obispo y Vicario de Cristo. Queremos compartir la alegría que siente toda la Iglesia por la elevación a los altares de este su servidor y defensor del hombre y de su dignidad.
     Las palabras del anuncio jubiloso de Jesucristo, camino, verdad y vida y el único que puede ofrecer respuestas que no engañan ni decepcionan, clave, centro y fin de la historia, aún resuenan, después del tiempo, entre nosotros.
     Con qué fuerza y convicción repetía a los jóvenes: ¡No tengáis miedo! ¡Abrid de par en par las puertas a Cristo! Desde su Homilía en el comienzo de su pontificado pasando por las Jornadas Mundiales de la Juventud, feliz inspiración de su persona, hasta su último hálito de vida, no cesó en su empeño.
     La Providencia de Dios guió sus pasos desde niño hasta el último instante de su recorrido terrenal. Esa misma Providencia le dotó de una fortaleza heroica y de una entrega generosa. Fue un verdadero “atleta de Dios”, conducido siempre por la mano maternal de María Santísima “todo tuyo”. Ello hace que bien podamos entonar en el Prefacio de la Misa de ese día: ¡Señor, en verdad es justo y necesario… darte gracias por este Papa que nos diste!
     Ruego a todos los sacerdotes y religiosos de la Diócesis que hagan memoria en las iglesias y Templos en que celebren la Santa Misa, del Beato Juan Pablo II. Recibirán para ello próximamente, desde la Delegación Episcopal de liturgia, el texto de la colecta y oración para su celebración. Todos están invitados, especialmente los sacerdotes, seminaristas, consagrados y fieles laicos de la Ciudad de Jaén y cercanías, al primer templo diocesano. Os esperamos
     Con mi saludo agradecido en el Señor.
     +RAMÓN DEL HOYO LÓPEZ
     OBISPO DE JAÉN
Compartir: