Carta pastoral: Demos gracias a Dios. Gracias Jaén

Jaén 7 de junio de 2011

Don Ramón del Hoyo     Acabamos de entregar la Cruz de los jóvenes y el Icono de la Santísima Virgen a la Iglesia hermana de Córdoba, en manos de su Obispo D. Demetrio.
     Desde el pasado día 30 de mayo, en que recibimos estos símbolos cristianos del Obispo de Guadix- Baza, D. Ginés, han peregrinado por toda la geografía diocesana de Jaén, junto con el Icono del Santo Rostro. Ha sido una manifestación ininterrumpida de fe, de día y de noche, que ha marcado un hito imborrable en la historia de esta Iglesia, anuncio de nuevos tiempos.

     Han sido días de gracias divinas, de comunión íntima de los creyentes de estas tierras junto al árbol de la Cruz de Cristo. Miles de cristianos, de todas las edades, hemos besado con profunda veneración el leño santo del amor de Dios por nosotros, y el Icono de la Madre, que alumbró al Redentor inmolado en esa Cruz santa. Hemos entregado a los jóvenes cristianos de Jaén el Icono del Santo Rostro, expresión de las raíces cristianas de esta Iglesia. Que la santa Faz de Jesucristo quede impresa en sus vidas, como en aquel paño de la Verónica, y sean sus testigos ante los demás jóvenes.
     Han sido días alegres y de esperanza por los que damos gracias a Dios. Todo ha sido mucho más que una invitación y anuncio de la próxima JMJ en Madrid. Fijamos ya nuestra mirada en ese encuentro con el Papa, como también en la acogida de peregrinos en la Diócesis, los días anteriores. Está abierta la inscripción de jóvenes. Entren en la página www.descubre.es, o pregunten en la Delegación episcopal de Juventud o Parroquias. Buscaremos, si lo precisan, las ayudas que necesiten.
     Gracias, Diócesis de Jaén. En primer lugar a la Delegación episcopal de Juventud y a todo sus equipo y voluntariado. Nos habéis dado una gran lección de entrega generosa y de perfecta coordinación. Gracias a las demás Delegaciones que les han apoyado: de Medios de Comunicación, de Pastoral Universitaria, de Infancia y Adolescencia, de Enseñanza, de Pastoral de la Salud, de Pastoral Penitenciaria y de Liturgia, entre otras.
     Gracias al Excmo. Cabildo Catedral, Parroquias, Colegios, Cofradías, Asociaciones… A todos y cada uno de los Arciprestazgos, desde Pozo Alcón, con su acogida, hasta Alcalá la Real, en su despedida.
     ¡Cuánto trabajo callado de los sacerdotes, religiosos y religiosas, catequistas, profesores…! Un reconocimiento muy especial, y bien merecido, al alto número de jóvenes voluntarios, siempre presentes y por delante de todos. Es mucha la levadura que nos habla de una Iglesia joven, de futuro y de una nueva evangelización.
     Gracias a las Autoridades e Instituciones públicas. A la ejemplar y generosa colaboración de los Medios de Comunicación, Ayuntamientos, Guardia Civil, Policía Nacional y Local, Protección Civil, Caja Rural, Propiedad de la Plaza de Toros de Jaén y muchas otras personas que, hasta han limitado sus horas de descanso durante los días pasados, para que todo estuviera a punto.
     Era el año 1984, el Beato Juan Pablo II entregó esta Cruz a los Jóvenes, al clausurar el Año Santo de la Redención, diciéndoles: “Llevadla por el mundo como signo del amor del Señor a la humanidad y anunciad a todos que sólo en Cristo… hay salvación y redención.”. Así acabamos de hacerlo por estas tierras del Santo Reino, junto con los signos de la presencia de maternal de María y el Icono del Santo Rostro. Gracias a todos de corazón, en nombre de esta Iglesia de Jaén.
     Con mi saludo y bendición.
     + RAMÓN DEL HOYO LÓPEZ, OBISPO DE JAÉN

Compartir: