Apertura de curso de la Unión Eucarística Reparadora

El pasado día 30 de septiembre, en el Seminario Diocesano de Jaén, la UNIÓN EUCARISTICA REPARADORA  ha celebrado la Jornada de apertura del curso pastoral, con el lema: “Contagiar la alegría y la belleza de la fe, en clave de misericordia”.

Dio comienzo a las 10 de la mañana, en presencia del nuevo Asesor diocesano D. Raúl Contreras, Párroco de la Inmaculada de Mengibar, de Espeluy y Director espiritual adjunto de nuestros Seminarios, de la Presidenta Diocesana Capilla Cobo y de la Delegada Diocesana de la UNER Hna María del Valle Camino, así como las Marías del Sagrario de Torreperogil, Los Villares, Carchel, Carchelejo, Campillo de Arenas, Pegalajar, Torredonjimeno y representantes de diversas parroquias de Jaén. Se explicó la dinámica de la Jornada con la presentación de cartel, el libro oficial y la entrega del material formativo.

A las 11 se celebró la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo D. Ramón del Hoyo y acompañado por D. Raúl, D. Facundo López Sanjuán, Párroco de Santa María, de Torreperogil y D. Alejandro, párroco de Campillo de Arenas. Durante la celebración D. Ramón alentó a seguir adelante en la vivencia del carisma eucarístico reparador,  mirando al  Beato Manuel González como Apóstol incansable de la Eucaristía. Se concluyó la celebración con el rito de envío misionero, manifestando la disponibilidad en seguir trabajando activamente en nuestras parroquias, para que sean muchos los que cada vez más conozcan, amen, adoren, vivan y anuncien a Cristo Eucaristía.

La conferencia que impartió el Asesor ayudó a ir descubriendo lo que de específico puede aportar esta Obra y espiritualidad en este año jubilar de la Misericordia. D. Raúl fue desgranando textos del Papa y del Fundador, haciendo caer en la cuenta a todos los participantes del momento privilegiado que estamos viviendo. El Señor se valió de sus palabras para motivar y alentar a los participantes en la vivencia del misterio eucarístico y las consecuencias en el trato con cada persona y en el vivir cotidiano.

Después de la comida fraterna, se finalizó el encuentro con un Acto eucarístico ante el Señor expuesto. Una adoración donde se meditó el pasaje de Zaqueo a la luz del Beato Manuel y ante aclamaciones, intercesiones, silencios y procesión claustral se recibió la bendición del Señor. Todo contribuyó para iniciar este curso pastoral haciendo vida ya el lema del curso: “Contagiar la alegría y belleza de la fe, en clave de misericordia”.

Ver más fotos

 

Compartir: