“A vosotros os he llamado amigos” (Jn 15,15)

Con este lema y entorno a estas palabras de Jesús, el pasado 23 de junio, dimos comienzo a la última Convivencia Vocacional «Manuel Aranda» de este curso. Fueron unos quince niños los que participaron de este encuentro y compartieron experiencias.

La convivencia comenzó con una oración vocacional ante la presencia de Jesús. En ella estuvimos reflexionando sobre la verdadera amistad, que se ca­rac­te­ri­za fun­da­men­tal­men­te por es­tas cua­tro no­tas: la li­bre elec­ción, la fi­de­li­dad, la com­pa­ñía y la ayu­da mu­tua. Estos temas se fueron desarrollando a los largo de estos días.

En la amis­tad de Je­sús con no­so­tros en­con­tra­mos re­fle­ja­dos es­tos cua­tro ele­men­tos. Efec­ti­va­men­te, Je­sús nos ha ele­gi­do li­bre­men­te: “Vo­so­tros no me es­co­gis­teis a mí, sino que yo os es­co­gí a vo­so­tros…” (Jn 15, 16). Je­sús es el ami­go fiel que per­ma­ne­ce­rá siem­pre a nues­tro lado: “Sa­bed que yo es­toy con vo­so­tros has­ta el fi­nal de los tiem­pos” (Mt 28 20). Él será nues­tro apo­yo: “Lo que pi­dáis en mi nom­bre yo lo haré…” (Jn 14, 13-14). El Se­ñor, como un buen ami­go, es­tá dis­pues­to a acom­pañarnos y a pres­tar­nos su ayu­da siem­pre que la ne­ce­si­te­mos. Por nues­tra par­te, he­mos res­pon­di­do li­bre­men­te a la lla­ma­da del Se­ñor para ser sus ami­gos.

Los chicos que participaron en estos tres días de convivencia pudieron participar en diversas actividades: Eucaristía, Rosario vocacional, dinámicas, gimkanas, deporte, piscina, barbacoa, etc.

Para el Seminario fue un gozo acoger y acompañar a estos jóvenes que se sienten amigos del Señor y quieren conocerlo cada día más.

Francisco Javier Coba
Seminarista

Compartir: