90 fieles se reúnen en el Seminario para participar en unos Ejercicios Espirituales

El pasado fin de semana, del 23 al 25 de febrero, se celebraron, en el Seminario diocesano de Jaén, los II Ejercicios Espirituales de Cuaresma, dirigidos por D. Fernando Resola Moral, Vicario Parroquial de San Félix de Valois de Jaén. Con el tema “¿Cómo vivo como hijo/a de Dios?” se iniciaron los Ejercicios en los que no faltaron durante todo el fin de semana el rezo de las piadosas oraciones del Vía Crucis y del Santo Rosario, así como una hora de Adoración Eucarística, oración personal, recepción del Sacramento de la Penitencia, celebración diaria de la Santa Misa, y el rezo de Vísperas y Laudes para iniciar y finalizar cada jornada.

En la Capilla del Seminario se impartieron todas las meditaciones dirigidas por D. Fernando. Los títulos de cada una de ellas fueron: “¿Cómo vivo como hijo/a de Dios?”, “El silencio”, “El encuentro con Zaqueo”, “La Oración”, “Que os améis unos a otros como yo os he amado” y “El Sufrimiento como manifestación del amor”.

Alternando con la oración y la meditación diaria fueron impartidas diversas charlas por seglares de la Diócesis. Durante la primera jornada Dña. María Ángeles López habló sobre “La Misericordia en la Eucaristía” y Dña. María Alejo profundizó en su “Experiencia como cristiana en Edimburgo”. El sábado, Dña. Marta López descubrió en su charla “El Poder oculto de la amabilidad” y Pepi Borrego explicó qué es “La dirección espiritual: una brújula para el alma”. De nuevo, Dña. Pepi Borrego en la jornada final del domingo se adentró en el tema “Acompañar en momentos de cruz”, muy en sintonía con la meditación final del sufrimiento como manifestación del amor.

D. Fernando impartió una breve charla durante la jornada del sábado sobre las “24 pequeñas maneras de amar” escritas por José L. Martin Descalzo. Tiempo hubo igualmente para una reflexión en común y por grupos sobre nuestra vida cristiana.

Tres testimonios fueron expuestos: en primer lugar, por Dña. Rebeca Codes, quien habló de su experiencia sobre la Dirección Espiritual; en segundo lugar, intervino Dña. Leonor Sánchez, quien relató su experiencia en los ejercicios espirituales del año pasado; y finalmente, Dña. Margarita  González, explicó el testimonio de su reciente conversión al Señor y cómo transmite su experiencia de Dios y cómo evangeliza en su ámbito laboral como monitora de autoescuela.

Tras la celebración de la Santa Misa y almuerzo, se realizó la tradicional foto de familia que puso punto y final a los ejercicios, con la alegría de haber participado en los mismos alrededor de 90 asistentes.

Los ejercicios han sido una experiencia única que todo cristiano debería experimentar en cualquier tiempo litúrgico. Son un alto en el camino de nuestra vida, que nos invita a reflexionar sobre quiénes somos y como nos comportamos, ante Dios y ante los hermanos. Tal y como nos invita nuestro Obispo de Jaén en su propuesta cuaresmal “De la conversión a la confesión”, nos hemos detenido con atención a través de las meditaciones, charlas y reflexiones, en los aspectos fundamentales del Sacramento de la Penitencia: Misericordia, Oración y Amor. De igual forma el compartir tres días con nuestros hermanos de distintas parroquias y movimientos diocesanos, enriquecen y acrecientan en nosotros la experiencia de “Vivir en Comunión”, cumpliendo uno de los objetivos del Plan Pastoral Diocesano para este curso 2017-2018.

Sergio Ramírez Pareja
Notario adjunto Tribunal Ecco.

Compartir: